8 dic. 2011

Elegir el color de tu pelo

Sabemos que cada personal tiene unas cualidades en su piel.
¿Sabemos escoger el color de nuestro pelo según nuestra piel? o ¿Lo escogemos por que nos gusta el color? Pero no pensamos en sí nos favorece o nos hace más jóvenes...o al contrario.

Para las pieles con pequeñas rojeces o sensibles a los cambios de temperatura y que se sonrosan muy rápido, es conveniente llevar colores frios en el cabello para neutralizar y no potenciar ese desarreglo de la piel. Los tonos neutros como marrón rojizo, rubio beige o chocolate y café son los mejores.
Si los ojos son claros, darle un toque de luz al rostro con un color dorado. Si en cambio los ojos son oscuros, lo ideal será un color avellana.
Evitar los rojos o dorados.

Para pieles con tendencia al amarillo.
Se debe evitar el color rubio ceniza ya que torna la piel verdosa.
Para la piel amarilla, los tintes rojizos, caoba, y tal vez tonos violeta, pero siempre enfocados al rojo, son útiles para neutralizar el tono de piel e iluminar el rostro.
Evitar los colores muy oscuros, ya que resaltarán el amarillo de la piel.


Para las pieles pálidas
Las personas de rostro pálido son las más privilegiadas, pues con casi cualquier color de cabello se verán muy bien.
En todo caso, lo que deben de evitar son los extremos, es decir, los tonos negros y platinos que contribuirían a acentuar su palidez.

Ahora ya sabéis que hay que escoger bien el color de nuestro cabello también por el tono de nuestra piel.