13 ene. 2012

Aguaterapia

Bueno hoy me he dado una de mis duchas de aguaterapia....

Sí, no descubro nada, pero lo quiero compartir con vosotros. 
Dé como la ducha diaria utilizada en según que momentos como terapia puede ayudar a levantar el ánimo y a sobrellevar algunas situaciones....

Yo lo hago así... Agua bien calentita para mis cervicales y espalda y mientras tanto una pequeña serie de estiramientos cervicales y de brazos...esto destensa  y ayuda a descontracturar. De mientras pensamientos positivos de estar cuidando y mimando mi cuerpo, de que ese momentito me lo merezco creo que también ayuda, aunque también tengo que decir que rondan otros pensamientos por mi mente....lo caro del agua y lo que estoy gastando....jajaja. Pero vale la pena y al final es más barato que un masaje...(sin desmerecer a los masajes, que me encantan) pero cuando no hay más...pues eso vale.
El gel de baño con olor...Umm! que mi cuerpito huela a fresa, mora o cualquier otro gel que tenga a mano de sugerencia olfativa (que no sea el de siempre, pues no sientes igual que te mimas). Y una vez has decidido que ya está, que no siempre es el mismo tiempo, por que no siempre te sientes igual, ni necesitas lo mismo.... Agua fria para mis piernas...ellas no tienen la culpa, ni mis varices tampoco, de tener las cervicales tensas...jejeje. Luego  y sí hay tiempo...un buen embadurnamiento de crema hidratante corporal....

Os aseguro que una se queda como nueva, sí has estado contigo ese momento y lo has disfrutado, se nota, ya que parece la vida se ve desde otra perspectiva.

Ya me contáis sí vosotr@s lo habéis probado alguna vez, o lo hacéis habitualmente....

Os añado un articulo interesante del tema.

El Agua - Terapia Curativa

Así como los pensamientos fluyen hacia tu interior o salen de ti, así también puede actuar un chorro de agua cuando es conducido por tu sistema nervioso. El agua es el elemento estimulante. Tiene el efecto de que alcances una vibración superior, que armonices tu sistema nervioso y seas estimulado así a pensar positivamente. Pero tú también tienes que poner algo de tu parte: tienes que dejar aquello que te preocupa, o bien, según sea la carga, purificarlo y ordenarlo...




Un chorro de agua templada, no muy caliente, que esté adaptada al calor de tu cuerpo, puede eliminar exteriormente muchas cosas y estabilizar y abastecer en sentido positivo tu campo magnético, tu aura. Por lo tanto, si el chorro de agua es aplicado y utilizado correctamente, el agua magnetiza y dinamiza el cuerpo. Relaja el sistema nervioso, que lleva en y en torno a sí la fuerza vital.


Según sea la contracción y excitación de tu cuerpo, deja correr por algunos minutos o más un chorro de agua templada por tu espalda. Aplica el chorro caliente a la nuca. Al hacerlo relájate y libera tu consciencia de todas las sensaciones y pensamientos bajos, de todo lo que te trajo el día y te ha inquietado. Allí donde había pensamientos de preocupación pon pensamientos altamente vibrantes de paz, alegría, de unidad.

Si no puedes ponerte en armonía, escucha música armoniosa y agradable, mientras el agua, partiendo desde la nuca, fluya sobre tu sistema nervioso. Gracias a este método son estimulados tanto el aparato circulatorio como también la fuerza espiritual en el cuerpo, en los nervios y en las células. Comprende que la circulación sanguínea está bien y puede funcionar como le corresponda sólo cuando el sistema nervioso esté relajado y las fuerzas del Espíritu puedan fluir incrementadamente.

Después de un tratamiento a base de agua, interioriza y entra en el silencio dejando actuar plenamente las energías que tiene efecto en ti. Si te es posible, tiéndete en tu lecho, cubre tu cuerpo con paños ligeros y tibios y permanece así, relajado, en la consciencia de la fuerza interna, en la consciencia de que la Fuerza curativa interna actúa en ti.
#Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com